EL EJÉRCITO DE ANDERS Y EL EJÉRCITO EN EL EXILIO

 

“El Ejército de Anders y el Ejército en el exilio” Quinta Entrega de la serie de Artículos sobre “La mujer polaca en la lucha por la Independencia”.

En Junio de 1941 Alemania atacó a la Unión Soviética y ésta pasó a encontrarse en el campo de los aliados, esto permitió normalizar hasta cierto punto las relaciones entre el gobierno polaco en Londres y el de la URSS. En diciembre de 1941 el Primer Ministro polaco, el general Wladyslaw Sikorski firma con Stalin un protocolo para la liberación de los centenares de miles de polacos deportados y prisioneros en la URSS desde la invasión en septiembre de 1939, y la formación de un ejército polaco en la URSS, misión que se encomendó al general Wladyslaw Anders.

Se establecen unos puntos de concentración y los deportados comienzan a llegar por sus medios a los mismos, llegan en un estado lamentable y para sorpresa de Anders llegan también cerca de 40.000 mujeres polacas en muchísimos casos con niños pequeños, así como gran número de huérfanos. Los soviéticos sólo se habían comprometido a alimentar al ejército, por lo que Anders alista a mujeres y niños como auxiliares del mismo y comparte las raciones de los soldados con ellos. Cuando los soviéticos se dan cuenta del subterfugio, comienzan a reducir las raciones, esta y otra serie de desacuerdos con los soviéticos, que pretendían enviar al ejército al frente en pequeñas unidades sin estar totalmente entrenado y armado, con la intención evidente de desangrarlo, hacen que en abril de 1942 el Ejército de Anders salga de la URSS, éste lleva consigo a escondidas a miles de civiles, mujeres y niños que de otro modo estaban condenados a perecer en la URSS, como el mismo Anders confiesa en sus memorias lo más angustioso era que nunca sabrían cuantos quedaban atrás.

Una vez en Irak Anders decidió formar un cuerpo auxiliar femenino similar al A.T.S. británico, así nació el P.W.S.K. “Pomoczniczna Wojskowa Sluzna Kobiet” (Servicio Militar Auxiliar Femenino), 6.000 de la mujeres que habían salido de la URSS con el ejército se alistaron en el mismo, por su parte los niños fueron alistados en unidades juveniles, los “Junaks” (Cachorros).

Pestki
Haciendo Pestkis instrucción en Palestina 1943

La mayor parte de las mujeres del P.W.S.K. sirvieron durante el resto de la guerra en el 2º Cuerpo Polaco, que bajo el mando del general Anders combatió en el Norte de África e Italia.

Apodadas “Pestki”, realizaron multitud de tareas auxiliares, como: guardias, mecánicas, radiotelegrafistas, mecanógrafas, cocineras, conductoras, enfermeras… realizaron una misión fundamental, ya que permitió al ejército polaco, que tenía recursos humanos limitados, liberar a los hombres disponibles de tareas de segunda línea y destinarlos al frente.

En 1943 se decidió crear dos ramas dependientes del P.W.S.K., para ello 1500 mujeres del P.W.S.K. fueron destinadas a Inglaterra. Así nacieron el  P.L.S.K. “Pomoczniczna Lotnicka Sluzna Kobiet” (Servicio Aéreo Auxiliar Femenino) y el P.M.S.K. “Pomoczniczna Morska Sluzna Kobiet” (Servicio Naval Auxiliar Femenino).

En total 1.426 mujeres sirvieron en el P.L.S.K. prestando servicios para la P.A.F. “Polish Air Force”. Eran las equivalentes polacas de las W.A.A.F. británicas, su apodo era “Waafki” y prestaron servicios de guardia, administrativos, técnicos, mecánicos, de comunicaciones, sanitarios e incluso de inteligencia. En 1944 componían el 100% del personal femenino destinado en bases de la P.A.F.

Las 112 mujeres que sirvieron en el P.M.S.K. eran las equivalentes polacas de las W.R.E.N. británicas, prestaron servicios administrativos y técnicos para la Marina de Guerra Polaca y su apodo era “Mewki”.  

Entre las mujeres que sirvieron en Inglaterra hay tres que no podemos dejar de mencionar, fueron las pilotos del A.T.A. “Air Transport Auxiliary”, Anna Leska, Barbara Wojtulanis y Jadwiga Pilsudska.

El A.T.A. era una organización cuya misión era la de llevar los aviones reparados o nuevos desde las fábricas o talleres a los aeródromos de las escuadrillas de combate, entre sus pilotos había muchas mujeres, así como pilotos ya demasiado mayores o que habrían sufrido heridas que los hacían no aptos para volar en misiones de combate. La labor del A.T.A era fundamental pues liberaba a los pilotos de combate de estos vuelos.

Anna Leska y Stefanía Barbara Wojtulanis eran ya pilotos antes de comenzar la guerra, en septiembre de 1939 fueron movilizadas y realizaron misiones de enlace durante la Campaña de Septiembre, cuando los soviéticos invadieron Polonia el 16 de septiembre de 1939, recibieron la orden de llevar sus aviones a Rumanía, después Wojtulanis realizaría misiones de trasporte de documentos e información para sacar clandestinamente a pilotos de Polonia y llevarlos a Francia primero y a Inglaterra después. Ambas llegaron a Inglaterra a través de Francia y a principios de 1941 se enrolaron en el ATA, terminando la guerra con el rango de “Kapitan Pilot” (capitán piloto)  y múltiples condecoraciones polacas y británicas.

En julio de 1942 se les unió Jadwiga Pilsudska , hija menor del Mariscal Pilsudski, que había aprendido a volar en Inglaterra a donde llegó en 1939. Jadwiga Pilsudska sirvió en el ATA hasta enero de 1944 y alcanzó el rango de “Porucznik Pilot” (teniente piloto). Tras la guerra se estableció en Inglaterra donde trabajó como arquitecto y dirigió el Instituto de Estudios de Historia Contemporanea Jozef Pilsudski y la Fundación Familiar Jozef Pilsudski. Nunca renunció a la ciudadanía polaca y volvió a Polonia en 1990, murió el 16 de noviembre de 2014.

recorte
Anna Leska, Jadwiga Pilsudska y Barbara Wojtulanis

Cada una de estas tres mujeres entregó unos 500 aviones, de unos 40 tipos diferentes, desde cazas monomotores  como los Hawker Hurricane, Spitfire o P51 Mustang a bombarderos pesados cuatrimotores como los Avro Lancaster o las Fortalezas Volantes Boeing B17. Un registro envidiable para cualquier piloto.

También hubo polacas realizando tareas de inteligencia y espionaje, la aristócrata polaca Krystina Janina Skarbek, en alguna de cuyas misiones se inspiró Ian Fleming para sus novelas de James Bond, fue probablemente la mejor espía aliada de la Segunda Guerra Mundial.

Esta mujer excepcionalmente bella tenía una gran facilidad para los idiomas, hablaba con fluidez polaco, inglés francés y alemán. Trabajó para los Servicios Secretos Británicos, el S.O.E.Special Operations Executive, entre 1930 y 1945 viajó varias veces a Polonia para establecer una red secreta de comunicación entre Varsovia y Londres, también realizó misiones de espionaje, e incluso de rescate de agentes, en todos los países ocupados de Europa.

Por sus extraordinarios servicios a la causa aliada le fueron otorgadas la Orden del Imperio Británico y la Croix de Guerre. Murió en Londres en 1952 apuñalada por un pretendiente que había rechazado.

Otra agente del S.O.E. fue Elzbieta Zawadzka, había sido instructora del P.W.K. antes de la guerra y tuvo el privilegio de ser la única mujer entre los “Cichociemni”.  Los Cichociemni, que en español significa “los oscuros y silenciosos”, eran agentes de élite del Gobierno Polaco en Londres que, una vez entrenados, eran enviados en avión para saltar en paracaídas sobre la Polonia ocupada para organizar operaciones de importancia, transmitir mensajes prioritarios al Gobierno Clandestino, dirigir unidades de la resistencia, etc…

Elzbieta Zawadzka fue enviada a Polonia en 1943, combatió en el Levantamiento de Varsovia y al terminar la guerra se unió brevemente a W.i.N. Wolność i Niezawisłość (Libertad e Independencia), la organización clandestina, heredera del AK o Armia Krajowa, que combatía contra los soviéticos y nuevo gobierno comunista que éstos habían impuesto a Polonia. En 1951 fue arrestada, torturada y encarcelada durante 4 años.  

En 1980 comenzó a colaborar con el sindicato “Solidarnosc” y en 2006 fue ascendida a General de Brigada, siendo la segunda mujer, y la última, en alcanzar el rango general en toda la historia de Polonia.

Elzbieta Zawadzka
Elzbieta Zawadzka “Zo”
(Visited 45 times, 1 visits today)

Leave a Comment