EL GRUPO CONCA RECREANDO LA FIGURA DE ALFONSO VIII REY DE CASTILLA

 

 

“PERSONAJES HISTÓRICOS” EL GRUPO CONCA COMO ALFONSO VIII REY DE CASTILLA

Alfonso VIII new web

  • Personaje recreado: Alfonso VIII “el Noble”, rey de Castilla.
  • Quien lo recrea: Grupo CONCA.
  • Tiempo recreando el personaje: desde el año 2010.

 

Entrevista

  1. Para tener un conocimiento del personaje, nos podría hacer una breve sinopsis de él.

Nació en Soria el 11 de noviembre de 1155.

Hijo del castellano Sancho III el Deseado y Blanca Garcés de Navarra.

Quedó huérfano con tres años de edad, se designó tutor a Gutierre Fernández de Castro y regente a Manrique Pérez de Lara lo que desató una sangrienta guerra civil entre castellanos.

El periodo de incertidumbre fue aprovechado por los reinos vecinos para arrebatarle territorios.

Tras ser proclamado rey de Castilla se concertó su matrimonio con Leonor de Plantagenet, de diez años, hija de Enrique II de Inglaterra y de Leonor de Aquitania, destacados fueron sus hermanos Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra. Aportó como dote el condado de Gascuña, un territorio que Alfonso tuvo que renunciar para centrar sus esfuerzos en la reconstrucción de Castilla.

Tuvieron diez hijos documentados: Berenguela, Sancho, Sancha, Urraca, Blanca, Fernando, Mafalda, Leonor, Constanza y Enrique.

Alfonso y Leonor mantuvieron un largo matrimonio de 44 años que los cronistas de su tiempo definen como feliz y modélico. Las anotaciones marginales y anónimas en la “Estoria de España” de Alfonso X el Sabio, muy posteriores a su época, sobre unos amoríos del rey con una judía de Toledo constituyen solo una leyenda fomentada por la literatura y el teatro.

Con quince años Alfonso VIII fue proclamado en Burgos rey de Castilla. Durante todo su reinado sus desvelos fueron dirigidos a la consolidación del reino.  Su primer objetivo como monarca fue afianzar las fronteras con los reinos vecinos e incluso recuperar zonas que le fueron arrebatadas.

La tregua de paz de diez años suscrita con el navarro Sancho el Sabio en Fitero, en 1167, se rompieron cuando este atacó al aliado de Castilla el rey aragonés Alfonso II el Casto, lo que aprovechó para hacerse con las comarcas que antes le arrebatara. Recuperó La Rioja, Vizcaya, Álava y Guipúzcoa.

Cedió a la Orden de Calatrava las villas de realengo Maqueda y Zorita y a la de Santiago la villa de Uclés siendo desde entonces la casa principal de esta orden militar.

Alfonso VIII fue el fundador del germen de la universidad, el Studium Generale de Palencia, además su corte sería un importante instrumento cultural que acogería trovadores y sabios gracias a la influencia de su esposa Leonor de Plantagenet.

En 1181 suscribió el tratado de paz en Medina de Rioseco con su tío el rey leonés Fernando II poniendo fin a un viejo conflicto de hacía veinte años. Muerto el rey leonés le sucedió su hijo Alfonso IX con el que se iniciaron las hostilidades entre ambos reinos, a pesar del laudo arbitral de Tordehumos de 1194, finalizando las disputas del infantazgo con la unión matrimonial del leonés con la infanta castellana Berenguela. Sus gestiones políticas a favor de los derechos de su nieto hicieron posible que en 1230 el infante Fernando ocupara el trono de León, unificando para siempre los dos reinos hermanos.

Sigue Leyendo
  1. Qué factores inspiraron a la hora recrear esta figura histórica.

Era una necesidad.

En Cuenca, donde tiene su domicilio social el grupo CONCA, se conmemora anualmente la conquista de la ciudad con una gran fiesta. El protagonista indiscutible de esta celebración es el rey Alfonso VIII que la hizo cristiana, añadió ese territorio a su reino de Castilla y, por tanto, pasamos a ser parte de la civilización occidental. Sin lugar a dudas fue el hecho más importante acontecido en toda la historia de Cuenca. Uno de los objetivos de CONCA es realzar esta celebración y por ello la dirección del grupo decidió, de forma totalmente novedosa, recrear al rey castellano para que estuviera presente en los actos oficiales y aportara el cariz histórico de la esencia de la fiesta.

Alfonso VIII tenía 22 años cuando conquistó Cuenca, por ello el presidente del grupo designó a uno de los miembros jóvenes de CONCA para que encarnara a un rey mozo, como de igual forma un socio maduro lo recreó en la celebración de la conquista de Alcaraz y otro afiliado mayor personificó a un rey achacoso en la conmemoración del 8º Centenario de su fallecimiento.

Como se puede deducir el personaje del rey Alfonso VIII no es patrimonio de una persona sino de la asociación CONCA que, dependiendo de uno u otro evento, elige al socio más idóneo, todo ello para otorgar calidad y credibilidad a la recreación del personaje. No hay egos individuales ni afán de protagonismos personales, notoriedad ni de ser el centro de atención. El resto del grupo lo arropa formando la diversa y numerosa corte real.

  1. Con qué tipo de archivos se documentan para la investigación de su personaje.

Hoy día se dispone de ingente información al alcance de todo aquel que la necesite.

Internet abre las puertas de numerosos fondos digitalizados de bibliotecas, museos o fundaciones; en foros o redes sociales se aclaran dudas de todo tipo y el intercambio de datos e información es abundante y fluido.

Las fuentes que aportan información son de tres tipos: escritos (códices, beatos, pergaminos, tratados… todo tipo de manuscritos), artísticos (frescos, esculturas, relieves, murales y, de manera especial, códices, tratados, biblias o beatos miniados bellamente iluminados) y restos arqueológicos.

De modo gráfico y genérico no podemos pasar por alto el Tapiz de Bayeux, las Cantigas de Santa María o el Libro de los Juegos de Alfonso X, la “capilla sixtina del románico” de la Colegiata de San Isidoro, la techumbre de la Catedral de Teruel o la magnífica Biblia de Maciejowski.

Está el excelente estudio “El reino de Castilla en la época de Alfonso VIII”, de Julio González González, con abundante información donde también se recogen datos complementarios del tipo diplomas, monedas, signo, sellos…

Disponemos de un libro ya raro con rica información “Las Cántigas, estudio arqueológico de sus miniaturas”, de José Guerrero Lovillo, donde se tratan a los reyes castellanos. También tenemos un ejemplar a todo color de “La España del siglo XIII leída en imágenes” de Menéndez Pidal, con abundantes ilustraciones cortesanas.

Más específicamente tenemos la gran suerte y fortuna de contar con restos arqueológicos del propio Alfonso y su familia en el lugar donde están enterrados, el monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas de Burgos, donde podemos admirar las prendas, complementos, accesorios o calzados que ellos mismos vistieron y usaron. Una de sus “joyas” es el trozo del manto real a partir del cual encargamos la reconstrucción del que hoy día puede lucir nuestro grupo.

También disponemos de réplicas de la acastillada corona del rey a partir de la original que se conserva en el museo catedralicio de Toledo, de la crespina de su hijo Fernando o del pellote de su otro hijo Enrique.

Casado con Leonor de Plantagenet, el viejo reino medieval castellano recibió los frescos aires progresistas y artísticos normandos. Los trovadores y juglares se instalaron en la corte castellana marcando una nueva moda y hasta los vetustos vestidos se apuntaron a la corriente gótica combinada con los aires andalusíes que incluyen bordados y brocados.

  1. En qué etapa de personalización se encuentra el personaje en estos momentos.

Si todos sabemos que la recreación implica una continua mejora en la que siempre hay algo que incorporar o perfeccionar, el recrear un rey añade la dificultad de sus numerosas prendas y complementos de la mejor calidad y exquisita elaboración. Aún nos quedan detalles que perfeccionar, pero estamos en ello.

Por otro lado consideramos fundamental imbuir al personaje la solemnidad y magnificencia propia de un rey y la personalidad particular que tuvo tal como se desprende de sus actos a lo largo de su vida y las diversas descripciones de su persona en las crónicas:

“Estas virtudes le granjearon en su siglo el renombre de Bueno, en que lo mejoraron a todos los alfonsos; pues ser Magno, ser Batallador, ser Sabio, ser Generoso, ser Magnífico sin esmalte de ser Bueno no hacen buen príncipe, y el ser Bueno hace a todos las ventajas mejores y él solo por sí es mejor que todas las demás ventajas, a quien el atributo de Bondad no ennoblece. Llenas están las crónicas de esos títulos los Augustos, los Magnos, los Máximos, los Poderosos, los Conquistadores, pero el título de Bueno, cuanto es más peregrino en las majestades, es en nuestro príncipe más Augusto, por eso se excusó su siglo de escribirle epitafio, y yo también desconfiado de hallar mejor elogio, dejo la pluma, pues con decir Alfonso el Bueno, le digo el elogio mejor.” -Alonso Núñez de Castro-

“Y como en vida llenó con las virtudes el reino, así en la muerte humedeció con lágrimas no sólo a toda España, sino al mundo. Sepultado fue en el dicho monasterio por los obispos, donde, ni la envidia ni el olvido harán cesar los himnos de sus alabanzas.” -Don Rodrigo Jiménez de Rada-

“Murió el mejor rrey que avía en ese tinpo en christianos. Este era hanbre de España e escudo e anparança de la Christiandat e era muy leal e verdadero e derechero en todas maneras buenas e era mucho esfforçado. Ca este apremia a los quel cuidaron apremiar e trúxolos todos a ser sus subietos. Este era muy loçano e muy apuesto e muy zofrido e con gran saña contra quien la avía de auer. Este era muy zimiento de rrayz de todas buenas cosas e muy más conplido fue que aquí avemos contado.” –Crónica de veinte reyes-

Tampoco pasamos por alto factores que hablan de su personalidad como la fidelidad a su esposa en sus 44 años de matrimonio, la devoción religiosa que a punto estuvo de subirle a los altares o la ausencia de actos despóticos conocidos a lo largo de todo su reinado; por ello creo que ofrecemos una imagen bastante aproximada de este gran personaje.

  1. En qué tipo de acontecimientos y lugares recrea al personaje.

CONCA estima que el rey Alfonso VIII solo debe aparecer en los momentos, actos o eventos que reclamen necesariamente su presencia.

Estuvo en la celebración de la conquista de Alcaraz; tuvo su lugar en la conmemoración de la Batalla de Las Navas de Tolosa; obviamente fue el protagonista en el 8º Centenario de la Muerte de Alfonso VIII –Cuenca- recreando las circunstancias de su fallecimiento y posterior enterramiento; ocupó el puesto de honor en el Teatro Auditorio de Cuenca durante el concierto “Aldefonsus Nobilis” ofrecido por el Coro de Cámara Alonso Lobo; presidió el salón de plenos del ayuntamiento de Cuenca durante el acto de presentación del programa conmemorativo del 800 Aniversario de su fallecimiento; todos sus ropajes, armas y complementos (especial mención a la reproducción de su sarcófago de Las Huelgas) fueron el motivo central de la exposición “Alfonso y Leonor: el reino, la ciudad y la vida” llevado a cabo durante varios meses con el patrocinio del Instituto de Estudios Conquenses, y el año pasado también fue el epicentro durante la conmemoración del 801 Aniversario de su muerte en la que se ofrecieron conferencias, exposiciones y proyecciones. Y por supuesto aparece y seguirá apareciendo, tal como lo viene haciendo anualmente, durante la celebración de la Conquista de Cuenca, en el balcón del Ayuntamiento con las autoridades durante el pregón de fiestas, en el solemne desfile junto al Pendón Real de Castilla y estará en un sitio de honor durante la misa catedralicia que concelebrará el señor obispo de la diócesis conquense.

  1. Piensa que la recreación histórica podría ser una plataforma para realzar la vida y pasajes de personajes históricos.

Sin lugar a dudas.

El impacto en el público de la recreación de una persona es inmenso, se juega con el potencial de la imagen que tan fácilmente llega a niños y mayores, el resultado pedagógico es más que evidente. Y esto supone una gran responsabilidad.

  1. Qué nuevos elementos le ha aportado CONCA a su personaje dentro del ámbito de la recreación histórica.

Esté donde esté, se encuentre donde se encuentre y haga lo que haga el rey Alfonso VIII nunca, jamás estará solo. No imaginamos a un rey zascandileando por el campamento, vagando en solitario por palacio, errando en cualquier acto protocolario o deambulando por el campo de batalla; toda CONCA tiene muy claro que el rey estará arropado y tendrá su corte, se encuentre donde se encuentre, y si no podemos llegar a 150 componentes que históricamente tenía la “curia regis”, (mayordomo real, alférez, merino real, almojarife, hombres de criazón, halconeros, despenseros, reposteros, escanciadores, ballesteros, porteros, médicos, “magister yelmorum”, capellanes, maestros, notarios, servicios varios y caballeros escoltas) recrearemos los más significativos; el grupo se esforzará por ir aumentándolos cada vez más para aproximarse a ese número ideal.

  1. Qué sensaciones cree que se trasmite al público cuando se encarna el papel de esta figura histórica.

Alfonso VIII era la persona más importante de Castilla, y seguramente de toda Hispania, con un poder casi absoluto sobre vidas y haciendas.

Él tomaba las decisiones cruciales y podía tanto encumbrar como aniquilar a una persona o cambiar el rumbo de todo el reino por lo tanto pretendemos darle al personaje autoridad, solemnidad, gravedad, omnipotencia máxima. No obstante también queremos transmitir lo que dicen las crónicas, que era una persona justa, querido por su pueblo al que no se le conocen actos depravados.

Deseamos que la gente, cuando nos vea, se sienta orgullosa de su propia historia.

  1. Como cree que evoluciona la recreación histórica en cuanto a reencarnar personajes históricos en los eventos recreacionistas y representaciones culturales.

Progresa muy positivamente junto y paralelamente a la recreación en España.

Hasta hace unos años no era común ver representados personajes concretos, hoy podemos observar en otras asociaciones a la reina Constanza Hohenstaufen, al señor de Foces, el rey Jaime, a Gilabert de Cruïlles i de Bestracà, al marqués de Villena, al noble Fernando García de Villamayor, al arzobispo Bernat de Olivella, a la reina Leonor de Plantagenet o al arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada, por poner unos ejemplos, que transmiten con acierto el pasado de estas grandes figuras.

  1. Alguna anécdota curiosa que haya pasado con el personaje en una recreación.

En todos los eventos surgen situaciones que no se olvidan.

Recuerdo en el 8º Centenario de la Muerte de Alfonso VIII como nuestro compañero Gaspar (que recreó magistralmente al agonizante rey) relataba la ansiedad, desorientación y hasta mareo que sufrió cuando quedó tendido inerte sobre las parihuelas, se le cubrió con un lienzo y fue izado para transportarlo en volandas ¡rezaba para no caerse!

 

(Visited 27 times, 1 visits today)

COMMENTS

  • Hola: Todo muy bien, pero corregid, por favor, el apellido SANZ de mi hermano Agrimiro por SAIZ pues es un error demasiado frecuente el que produce esta equivocación pese a tener la misma raiz etimológica.
    Gracias,
    Jesús Sáiz Ordoño.

     
    • jose_torres

      Saludos Jesús y gracias por visitarnos. Ya hemos resuelto el error.
      Me alegro de que haya gustado la entrevista. La verdad es que Agrimiro se ha lucido de veras con los detalles de este gran personaje histórico, se deduce sin duda que tanto el como su grupo sienten pasión por lo que hacen.

      Un cordial saludo.

       

Leave a Comment