FOTÓGRAFOS RECREACIONISTAS JOSÉ LUÍS REVUELTA

 

FOTÓGRAFOS RECREACIONISTAS JOSÉ LUÍS REVUELTA

joseleru new web

  • Nombre: José Luís Revuelta Ibáñez (Joselure).
  • Tipo de Cámara que le acompaña en las sesiones de fotografía: Fuji X-PRO 1.
  • Años como fotógrafo: Desde los 70s
  • Aficionado o profesional de la fotografía: Soy un gran aficionado que cobra los encargos, pero la hipoteca de la que soy esclavo la pago con mis ingresos como diseñador de interiores.
  • Premios obtenidos dentro del mundo de la fotografía: No he participado en concursos.
  • Evento recreacionista preferido para una buena sesión de fotográfica: Cualquiera cuyo trasfondo sea mantener la memoria o hacer homenaje de mujeres y hombres honestos y valientes.
  • Breve comentario sobre su fotografía de autor recreacionista preferida:  No es que tenga mucho donde elegir pero la imagen que más me interesa es éste retrato de un muchacho perteneciente a la Asociación Airsoft Enigma de Bilbao caracterizado de soldado de la Wehrmacht. Cuando la hice tenía en la cabeza una  imagen de uno de mis fotógrafos más admirados: August Sander.
  • La indefinición de la propia imagen hablándonos a partes iguales de un joven recreacionista en la Bizkaia del siglo XXI y del propio soldado alemán de un lejano 1945 al que da vida. Uno no termina de decidirse sobre qué lectura quedarse, si la que hace referencia a una afición determinada y por tanto a un divertimento o  la  que hace referencia a la juventud de aquellos soldados enviados a morir en la guerra, etc.
  • Página web dónde aloja sus fotografías: Página FaceBook de José Luís Revuelta.

Fotografía del cartel en dónde aparece la autor tomada por Oskar Azkárate.

Entrevista

 
1. Como nace su pasión por la fotografía.

Recuerdo (y conservo) las primeras fotografías que hice pero no sabría decir porqué. Es curiosa la pregunta al presuponer “pasión” en lo que hago desde el inicio. Siempre me ha interesado la fotografía pero la pasión que ahora siento por ella diría que es reciente.

2. Como descubre el mundo de la recreación histórica y que le anima realizar fotografías en sus eventos y jornadas.

Mi padre, Joseba Revuelta, es un pionero. De forma accidental, pero lo es. En su afición por el cine se propuso hacer películas en Súper 8. Cuando yo era apenas un niño rodó un cortometraje durante los fines de semana con mi grupo de amigos como actores (“Operación Quijote” se titulaba) Y era bélica. Con uniformes, cascos y armas de imitación construidas con madera. En 1980 ya era un afamado ganador de concursos de cine amateur y rodó dos cortometrajes (hoy “de culto”) ambientados en la Segunda Guerra Mundial para las que reunió material de época muy difícil de conseguir entonces y dio las pautas, con gran rigor documental a mi madre (modista) para confeccionar los uniformes que, en aquella época, aquí sólo se veían en algún museo.

Con el tiempo dejó el cine pero hoy en día asesora a investigadores y mantiene una web de contenido enciclopédico de obligada referencia para cualquiera que participe de esta afición y a la que denominan “la Biblia”: www.cascoscoleccion.com

En aquellos rodajes yo, además de actor, realizaba la foto fija y lo que hoy llamamos making off.

3. A nivel fotográfico, bajo su opinión como definiría el estilo de fotografía recreacionista.

No sabría decir si estos trabajos pueden considerarse un género a parte dentro de la fotografía y si es muy distinto que fotografiar otro tipo de eventos o sucesos. Si tuviera que destacar un elemento común o hilo conductor en los trabajos que veo, sería el empeño de buscar una similitud entre la toma obtenida en la recreación y la que podría haberse obtenido en la realidad recreada acelerando con tratamientos de posproducción el carácter evocador y de época. Obviamente la cosa se complica cuando hablamos de recreaciones medievales o cualesquiera que sean previas a la existencia de la fotografía. ¿Cómo han de ser esas imágenes? Las pinturas y grabados referidos a la época quizás puedan darnos una pista. En cierta forma hay una suma de intenciones entre quienes buscan realismo en la recreación y quienes lo fotografiamos con la intención de incidir en ese verismo creando así una ilusión de realidad en lo que es una mera representación. Este concepto es muy fotográfico. En ambos casos los sucesos del pasado devienen en una nueva realidad marcada por lo representado y lo fotografiado y que en ningún caso son “verdad”. La imagen fotográfica busca en el espectador el deja vu de lo sucedido en la “realidad” remota llegando a saltarse, de alguna manera, la propia recreación. Y eso sin hablar de cómo se hace evidente la existencia de una épica en la recreación que viene determinada por la lectura que de la realidad hicieron previamente la literatura y el cine; recreación de la recreación: un doble lastre a la hora de encarar el hecho fotográfico.

En lo personal me interesan más otros asuntos: los propios recreacionistas y el propio hecho de la recreación. Hay un trabajo, WAR THEATRE, que me estimuló muchísimo en su momento y que realizó otro bilbaíno, Mikel Bastida, joven del 82, que durante unos años ha recorrido Europa Occidental y Oriental recreando la figura de un fotógrafo de la Segunda Guerra Mundial. Indaga sobre el paisaje donde ocurrieron las grandes batallas y plantea interrogantes con sus personajes tan ficticios como reales. Trabajo en elaborar una propuesta de este tipo apoyada en la Guerra Civil que encararé en algún momento más adelante.

4. Que sensaciones le produce como fotógrafo verse sumergid@ en una recreación histórica.

Las sensaciones vienen determinadas por la intención. No es lo mismo acompañar a un grupo de amigos, tener el encargo de reportar un evento para una asociación o institución o estar realizando un trabajo de carácter personal. Hay una tensión absolutamente diferente en cada caso que depende de esto.

He llegado a la recreación a través del cine pero mi principal estímulo es compartido con un grupo recreacionista que fui invitado a fotografiar para la Asociación Sancho de Beurko que es el de contribuir a recuperar la memoria de un Batallón de Gudaris que entró en combate en la Segunda Guerra Mundial ayudando a liberar Francia prácticamente al final del conflicto: El Batallón Gernika. Cuando les tengo delante pertrechados de armas y luchando siento una gran desazón al pensar que algunos perderán la vida, que están en guerra y que representan una de las peores situaciones a las que puede enfrentarse un ser humanó: matar a otro, no dejar que te maten.

En cualquier caso con la cámara en la mano, a mí siempre me puede la responsabilidad. Las cosas suceden una vez y tienes delante un montón de gente trabajando con seriedad a veces sólo para ti. O tengo la foto o no la tengo. No hay excusas. Para cuando llega el momento de editar mi trabajo yo ya se cuáles han sido mis logros y donde han estado mis fracasos. Miro por el visor buscando las imágenes que ilustrarían un reportaje en Regards, en Vu o en el Life de la época. 10 fotografías cojonudas con las que poder contar lo que ha sucedido.

5. Nos podría decir cuál es su época preferida para retratar una recreación histórica y que aspectos interesantes encuentra para esta elección.

Como fotógrafo me interesa muchísimo el trabajo de Centelles, Capa, Taro, Chim, Alfonso, Campúa, Marín o Casariego. Todos ellos y otros muchos, fotografiaron nuestra Guerra Civil. También Bresson. La manera en la que encararon con sus cámaras la realidad que se les impuso supone hoy para nosotros toda una biblioteca de sabiduría donde leer y aprender. La recreación de la Guerra Civil por tanto me parece un escenario lleno de oportunidades para alguien que conozca el trabajo de estos pioneros del reportaje bélico y quiera explorar aquellos puntos de vista y formas de trabajar.

6. Nos podría contar alguna anécdota curiosa que haya vivido como fotógrafo en alguna recreación histórica.

Pues es que sólo he estado en una pero ocurría que el lugar elegido era un enclave donde yo había participado en una película con mi padre y al que no había regresado en 30 años. Cuando pasan estas cosas yo sé que significan algo pero no tengo ni idea qué, ja ja ja….

7. Es curioso observar que gran cantidad del público tiene conocimiento sobre el mundo de la recreación histórica lo hace a través de las fotografías que se publican en internet, más que por los eventos y jornadas recreacionistas. Qué opinión tiene acerca de este tema.

Voy a ser sincero a riesgo de que no se me entienda. Me parece preocupante. Me dá un poco de lástima. Si ahora mismo buscamos en internet “recreaciónismo” y exploramos las imágenes que aparecen (háganlo, por favor…) la conclusión que sacáremos es que hablamos de algo que desde el amateurismo roza lo friki. El asunto mejora un poco si tecleamos “reenactors” aunque no mucho Si lo que vemos no nos espanta y dedicamos un rato a su exploración concluiremos que hay gente que “se lo curra”, que dedica un tiempo (no hablemos de recursos u otras cosas) a reconstruir ropas, armas y todo tipo de atrezos de época y situaciones, algunas verdaderamente complejas, y el destilado de todo ello se reduce a fotografías de muy poca calidad fotográfica. La gente investiga, trabaja, se desplaza, se reúne, participa, se divierte (naturalmente, faltaría más…) y celebra, con una calidad en algunos casos extraordinaria y la mayor de las veces exquisita y honda preocupación histórica, pero el testimonio gráfico de todo ello es de una pobreza supina quedando todo al albur y la suerte de la presencia de un amateur avanzado (afortunadamente los hay y muy buenos) que salve la situación.

Creo que ya es hora de hacer el esfuerzo de invertir en comunicación más allá de la ventaja que suponen para estos grupos las redes sociales y buscar vías de financiación que permitan dotar los eventos de profesionales que filmen y fotografíen lo acontecido con la calidad mínima que pedimos en todo acto social del que queremos dejar buen recuerdo. La lectura que se haga de esas imágenes contribuirá a dotar estos acontecimientos de la solemnidad y el rigor que los inspiran y promueven y que es tan difícil de hacer ver a quienes no participan de ellos.

Por otra parte la documentación obtenida puede servir para editar vídeos o fotolibros con cuya venta entre los participantes se financie la presencia de los profesionales. Hablo de importes perfectamente asumibles al quedar repartidos entre los participantes. A mí esto me parece importante de cara a conseguir el reconocimiento y el respeto de la sociedad. Ojalá se me entienda la importancia de este debate.

8. Piensa que la fotografía recreacionista en su faceta de mostrar personas que recrean con rigor y fidelidad los hechos ocurridos en una época, podría ser en un futuro tomada como una herramienta de testimonio más de la historia vivida en una época.

Pues depende. Esto ya ha ocurrido. Hay una gran parte de la historia que ha quedado fijada en nuestra memoria a través de lo que otros “recrearon” con posterioridad; desde los Evangelios a Galdós pasando por Velázquez. Creo que la sociedad (las instituciones y organismos correspondientes) tienen la obligación de localizar, recuperar y preservar el legado de imágenes que recogen nuestra historia más inmediata profusamente retratada. Con las filmaciones pasa lo mismo. No obstante creo que hay múltiples escenarios de colaboración en la realización de documentales, catálogos, ilustraciones de espacios y paisajes, visitas teatralizadas, celebración de efemérides, etc. En el formulado de la pregunta están las claves de la respuesta: rigor y fidelidad. Pero también habría de conseguirse una legislación al respecto y que al igual que con las imágenes en 3D, fotografías de naturaleza, publicidad u otras, obligue a la indicación de “recreación histórica” acompañando los pies de foto y dificultando así todo riesgo de manipulación.

 

(Visited 27 times, 1 visits today)

Leave a Comment