¿SABÍAS QUE? EL ORIGEN DE LA PALABRA MARATÓN

 

¿Sabías Que? Una sección de Sergio Alejo

EL ORIGEN DE LA PALABRA MARATÓN

El Gran Rey persa, Dario I, planificó la invasión de Grecia hacia el año 490 a. C. Quería castigar a los pueblos helenos, sobre todo a los atenienses por instigar y promover una revuelta de las ciudades jónicas de la costa de Asia Menor (lo que hoy es Turquía). Pese a que había fracasado, les quiso hacer pagar su osadía.

Así pues, desembarcó su gran y poderos ejército en la llanura de Maratón, que estaba situada a unos 42 kilómetros de distancia de Atenas. La intención era sorprender a los griegos. Estos, al contrario de lo que pensaba el rey persa, ya le estaban esperando. Contra todo pronóstico, y sin contar con refuerzos de otras polis, los atenienses chocaron contra los persas que eran mucho más numerosos. Les vencieron en una épica batalla, obligándoles a retirarse de nuevo hasta su territorio.

La primera versión

Es entonces cuando surge el mito. Según algunos eruditos en la materia, el origen de la palabra Maratón, se remonta a que tras la victoria ante los persas, los strategoi atenienses (generales del ejército), enviaron a su guerrero más rápido y atlético a la ciudad. Este se llamaba Filípides. Se le asignó la misión de dar aviso a sus conciudadanos de que habían vencido al invasor. Debía decir a sus esposas que no tenían que matar a sus hijos/as, ya que habían acordado hacerlo si no recibían noticias antes de un tiempo acordado.

La distancia que separaba ambos puntos era de 42 kilómetros, y cuando el corredor llegó a su destino, comunicó la buena nueva diciendo la palabra Niké (que significa victoria) y falleció a causa del enorme esfuerzo. Parece ser que no se detuvo, pues tenía que llegar antes de que se cumpliese el lapso de tiempo acordado. Posteriormente, ya en tiempos modernos, se creó una prueba olímpica de atletismo en honor a ese valiente que consistía en correr una distancia igual a la que había recorrido Filipides en su día.

La segunda versión

Otros estudiosos se decantan más por la versión que dio Heródoto, que vivió tan solo unos treinta años después de que los hechos sucedieran. Eso hace que su relato parezca más factible que el anterior. Según el historiador griego, lo que sucedió realmente fue que el corredor no tuvo que cubrir la distancia hasta Atenas, sino que previamente a la batalla, fue enviado por los gobernantes de su ciudad a Esparta. Debía solicitar el apoyo de sus hoplitas en la guerra que se avecinaba. La distancia hasta allí era de unos 240 kilómetros, y fruto de la urgencia, la recorrió en dos jornadas. Es evidente que, al llegar, falleció debido al enorme esfuerzo físico que había hecho. Cabe decir, que, en honor a esta distancia, en la actualidad también se lleva a cabo una carrera que cubre esa misma distancia entre ambas ciudades. La prueba recibe el nombre de Sparthatlon.

No sé cuál es la versión que más os convence a vosotros sobre el origen de la palabra Maratón. La primera es más romántica quizás, aunque la segunda creo que es la que más se aproxima a la realidad. Como ninguno de nosotros estuvo allí, os invito que os quedéis con lo que más os guste.

Un saludo y hasta la próxima.

Sergio Alejo

Autor de Las Crónicas de Tito Valerio Nerva

(Visited 12 times, 1 visits today)

Leave a Comment