¿SABÍAS QUE? EL ORIGEN DE LA PALABRA SIBARITA

 

¿Sabías Que? Una sección de Sergio Alejo

EL ORIGEN DE LA PALABRA SIBARITA

¿Nunca te has preguntado cual es el origen de la palabra sibarita? Seguro que sabes que ese vocablo hace referencia a aquellos que poseen gustos muy refinados y que se inclinan hacía un modo de vida lujoso. Pero la procedencia de la palabra es más antigua de lo que te imaginas.

La antigua ciudad de Sybaris

El sibarita en la antigua Grecia era el gentilicio de los habitantes de la ciudad de Sybaris. Esta antigua colonia griega, estaba situada en la llamada Magna Grecia, lo que correspondería al sur de la actual Italia. Fue fundada hacia el año 720 a. C., por ciudadanos de Helice y Trecen, polis situadas en la región de la Acaya. El sobre exceso de población, obligó a muchos griegos a emigrar en busca de tierras fértiles que cultivar. Uno de los destinos elegidos fue el sur de Italia. Allí se fundaron muchas poleis y una de ellas fue la que nos ocupa en esta entrada.

Sus habitantes rápidamente establecieron rutas comerciales muy importantes, tanto con Etruria, como con lejanas ciudades como Mileto. Eso les hizo enriquecerse más que sus vecinas, lo que provocó que se acomodasen en exceso y se dejaran llevar por los placeres de la vida.

Conflicto con la vecina ciudad de Crotona

Aunque previamente habían sido aliadas, en el año 510 a. C., ambas ciudades entraron en guerra. Los sibaritas fueron derrotados y su ciudad arrasada hasta los cimientos. Los autores clásicos atribuyeron esa derrota total al lujo y a la vida refinada y acomodada de los habitantes de Sybaris. Incluso hay una anécdota que decía que los caballos de guerra de los sibaritas sabían bailar al son de la música. Aunque suena más a leyenda que a realidad, los hoplitas de Crotona hicieron sonar sus flautas en el campo de batalla y las monturas de sus enemigos se pusieron a bailar. Lo que sucedió después ya os lo podéis imaginar. Ya fuese una invención o un hecho verídico, lo cierto es que Sybaris fue vencida y totalmente arrasada por sus rivales y vecinos.

¿Qué hubiese sucedido si los habitantes de la polis se hubiesen tomado las cosas más en serio? Si no se hubiesen acomodado tanto, ¿habrían sido capaces de vencer, o por lo menos de aguantar el embite de Crotona?

Eso nunca lo sabremos. En ocasiones acomodarse demasiado nos hace relajarnos y bajar la guardia. Espero que eso no os suceda a ninguno de vosotros.

Hasta la próxima entrada de ¿Sabías qué?

Sergio Alejo

Autor de Las Crónicas de Tito Valerio Nerva

(Visited 87 times, 1 visits today)

Leave a Comment