¿SABÍAS QUE? ROMA SE FUNDÓ COMO UNA MONARQUÍA

 

¿Sabías Que? Una sección de Sergio Alejo

ROMA SE FUNDÓ COMO UNA MONARQUÍA

Pues sí, aunque creas que la todopoderosa Roma fue siempre un Imperio. En el mejor de los casos, quizás sepas que también fue una República. En esta entrada descubrirás que en sus inicios Roma se fundó como una monarquía.

Podríamos hablar de dos dinastías que gobernaron la ciudad del Lacio. La primera la llamada Latina (753-617 a.C.) y la segunda conocida como Etrusca, por el origen de los monarcas (617-509 a.C).

Dinastía Latina

El primero de los reyes, el famoso Rómulo (753-717), que a su vez fue el fundador de la ciudad, parece ser más una leyenda que una realidad. Todos los indicios nos hacen pensar eso. Su leyenda está cargada de episodios oscuros, empezando por el hecho de haber acabado con la vida de su propio hermano, Remo. Este se produjo por un conflicto de límites del pomerium de la ciudad. Se dice también que concedió asilo a toda clase de chusma en su urbe y que murió a los 54 años de edad tras expandir los límites de Roma por el Lacio.

El segundo de los reyes, Numa Pompilio (717-674), de origen sabino, fue un monarca muy religioso y se encargó de repartir el territorio conquistado por su predecesor entre los ciudadanos. Su reinado fue pacífico y según dicen las fuentes clásicas, justo.

Su sucesor, Tulio Hostilio (673-642) fue un rey guerrero. Sus campañas contra las ciudades cercanas hicieron que Roma creciese en extensión. A él se le atribuye la destrucción de la ciudad de Alba Longa. La tradición dice que fue él quien fundó la Curia romana.

El último de los reyes de esta dinastía fue Ancio Marcio (641-617), nieto del segundo rey. Fue un gobernante pacífico que se dedicó más a defender que a conquistar.

Dinastía Etrusca

Adoptado por su predecesor, Tarquinio Prisco (616-578), de origen etrusco, inició guerras que sirvieron para doblar el territorio de la ciudad. Se le atribuye la construcción de la Cloaca Máxima y del célebre Circo Máximo. Pereció asesinado por los hijos de su predecesor.

Tras este rey, ocupó el trono su yerno, también etrusco y llamado Servio Tulio (578-534). Este libró varias guerras que le dieron riquezas para la construcción de las murallas que rodearon las siete colinas. Estas recibieron el nombre de murallas servianas. A él se le atribuye la creación de un censo y la posterior división de la sociedad en cinco clases, según la riqueza económica.

El séptimo y último rey fue el etrusco Tarquinio el Soberbio (534-509), un sanguinario monarca que usó la violencia para controlar la ciudad. El episodio que le llevó a la ruina y que acabó a su vez con el régimen monárquico fue el de la violación de una joven patricia romana. El encargado de llevar a cabo tan atroz acto fue uno de sus hijos. El Senado, instigado por un familiar de la muchacha, Lucio Junio Bruto, decidió expulsar al monarca. El resultado fue la instauración del régimen republicano. Se inició de esa manera una forma de gobierno que perduraría durante más de cinco siglos.

Espero que os haya gustado este breve resumen sobre la forma de gobierno inicial de Roma. Que os haya servido para aprender algo más sobre los orígenes de la ciudad eterna. Ahora ya no podéis decir que no sabéis que Roma se fundó como una monarquía. Hasta la próxima entrada de ¿Sabías qué?

Sergio Alejo

Autor de Las Crónicas de Tito Valerio Nerva

(Visited 32 times, 1 visits today)

Leave a Comment